CUENTAS AFC

Las cuentas de Ahorro y Fomento a la Construcción, AFC, son un ahorro a largo plazo, cuyo destino es financiar créditos hipotecarios, leasing habitacional o inversión en titularización de cartera originada en adquisición de vivienda, aplicable a inmuebles nuevos o usados; y según el estatuto tributario vigente, los recursos que se destinen a este tipo de cuentas, no harán parte de la base aplicable de retención en la fuente, siendo considerados como un ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional, el cual no puede exceder el 30% del ingreso laboral o del ingreso tributario del año, hasta un monto máximo de $121.064.200 por año.

Este tipo de cuentas permite que el dinero consignado en ellas esté libre del cobro de retención en la fuente, con la condición que se utilice para la compra de vivienda nueva o usada, ya sea para el pago de la cuota inicial, pago de cuotas ordinarias o adquisición de vivienda no financiada adjuntando copia de escritura de compraventa, por ende, solo pueden ser operadas por establecimientos crediticios u organizaciones de la economía solidaria vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia, y va dirigido a empleados o independientes cuyos ingresos están sujetos a retención en la fuente y que poseen la disponibilidad de realizar un ahorro programado.

Los beneficios tributarios es quizá el gran atributo de las cuentas AFC, ya que los recursos depositados allí disminuyen la base de retención en la fuente y de renta, además, los rendimientos financieros que esta genere no están sujetos a retención siempre y cuando el retiro cumpla con los requisitos de exención previstos en la Ley 1819 de 2016, donde el tiempo mínimo de permanencia en el fondo es de diez años o de cinco para las que fueron creadas a partir del 2013, de lo contrario, serán gravadas en el mismo año de retiro con un impuesto del 7% y siendo la misma entidad financiera la encargada de retener el porcentaje para luego ser entregado a la Dian.

Concluyendo, las cuentas AFC benefician a todas aquellas personas que planean adquirir vivienda nueva o usada, que tienen créditos hipotecarios o un leasing habitacional, cuyo dinero ahorrado en ellas está exento del pago de impuesto, además, reduce la base gravable del salario, incrementando los ingresos netos. Sin embargo, si el destino es diferente a la adquisición de vivienda o pago de crédito de vivienda, se realizará la retención tributaria respectiva

Ultimas Editoriales

¿CÓMO INFLUYE LA TASA DE ÍNTERES EN LA DECISIÓN DE COMPRA?
............................................
ENCUENTRO NACIONAL DE ARRENDADORES
............................................
EL NUEVO CÓDIGO DE POLICÍA
............................................
BALANCE INMOBILIARIO
............................................
PERSPECTIVAS ECONÓMICAS
............................................

LONJA DE PROPIEDAD RAIZ DE SANTADER LONJA DE PROPIEDAD RAIZ DE SANTADER