BUCARAMANGA Y LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO DEL MILENIO

En el año 2000 un grupo de 189 países del mundo, entre ellos Colombia, coordinados por Naciones Unidas, acordaron trazarse unas metas para mejorar la calidad del planeta y buscar soluciones globales a los principales problemas mundiales y fijaron un periodo de quince años, hasta  el año 2014, para una revisión de su cumplimiento y con base en los resultados ajustar los objetivos para el año 2030, acuerdo que denominaron Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Este es un documento importante que debería ser de análisis obligatorio para los políticos,  líderes y dirigentes; de profundo estudio en la academia y  guía a seguir para determinar las prioridades de mejoramiento de nuestra calidad de vida.

Resulta imposible resumir los puntos tan trascendentales que se incluyen en estas conclusiones y los comparativos por regiones y con otras naciones; pero debemos destacar el importante avance de nuestra ciudad, Bucaramanga, que supera en mucho a todas las ciudades de Colombia y,  del mismo país que ha subido muchos peldaños en el desarrollo global. Nos muestra positivos índices de nuestra ciudad que nos sorprenden y nos invitan al optimismo y la superación.

Vemos algunas cifras fundamentales, tomando como base que en el año 2002 la población pobre en Colombia era del 49.7%; hoy somos 48 millones y solamente 13 millones son pobres y de ellos 4.5 millones realmente miserables. En este campo hemos superado en mucho la meta, que era bajar del 49.7% al 8.8% y ya llegamos al 8.1%. En este punto podemos cuestionar si un ingreso mensual por persona  inferior a $ 211.200, que equivale a que una familia de cuatro miembros cuente con $ 844.800, se clasifique  como pobres o si menos de $ 100.000 mensuales por persona, o $ 400.000 por familia, lo convierta en miserable. Nos preguntamos si será  que esa suma es realmente suficiente para sobrevivir hoy.

Lo más preocupante del análisis de Colombia es, que cada día se incrementa la desigualdad por regiones. Si los bumangueses sólo tenemos el 8.1% de población pobre, ciudades como Quibdó, Riohacha y Santa Marta cuentan con más del 35% de pobres y de ellos más del 10% de miserables.

Sobre la educación y salud hay que reconocer que se han dado enormes avances, sin embargo, las metas deberían ser mucho más ambiciosas, dado el incremento de la economía y de los ingresos de los colombianos. Cabe anotar que la reducción en este periodo del promedio de hijos y el mejoramiento de la salud materna, es significativo y muy positivo, aunque aún hay atrasos vergonzosos en la equidad de género.

En infraestructura el atraso es enorme,  la política en este campo  debe ser prioritaria en estos años,  así se prevé que se pueda reducir la ancestral postración del país con respecto a la región y el mundo;  pero en vivienda y desarrollo urbano,  sí somos un buen ejemplo a nivel  mundial.

Ultimas Editoriales

EN COLOMBIA, MÁS HOGARES VIVEN EN ARRENDAMIENTO
............................................
BUCARAMANGA, UN ESPACIO PARA LA ESTÉTICA
............................................
VISITANDO LA CIUDAD
............................................
LAS BURLAS AL NUEVO P.O.T.
............................................
LA REMODELACIÓN DE INMUEBLES
............................................

LONJA DE PROPIEDAD RAIZ DE SANTADER LONJA DE PROPIEDAD RAIZ DE SANTADER
>